Servicios

Institucionalización de Empresas Familiares

Más del 90% de las empresas son catalogadas como familiares, entendiendo por empresa familiar  aquélla donde los miembros de una o varias familias participan como dueños, accionistas o miembros del Consejo de Administración y, por lo tanto, toman decisiones que definen el rumbo estratégico del negocio.

La estadística indica que la tasa de supervivencia de este tipo de empresas es alarmante:

  • El 70% de las empresas familiares desaparecen con la muerte de su fundador, esto se debe a que las decisiones de la empresa están centradas en el dueño, y con su muerte la compañía queda sin rumbo.
  • Y de las que sobreviven a la primera generación, solo el 12% logra pasar a la tercera, esto se debe principalmente a la falta de atención a temas como: la innovación, solución de conflictos, sucesión, entre otros.

 

 

Para que este tipo de negocio logre la trascendencia en el tiempo, es necesario que exista una sana interrelación entre empresa y familia, que puede obtenerse estableciendo límites y fronteras claras entre las situaciones que se presentan en una y en otra.

 

 

En GPI apoyamos a las empresas familiares a consolidar su institucionalización a través de los siguientes procesos:

  • Psicología en la empresa familiar para el manejo y solución de conflictos.
  • Definición de las reglas y políticas de la relación empresa – familia a través de la formalización de su Protocolo Familiar.
  • Formalización y puesta en marcha del Consejo de Familia.
  • Apoyo en el proceso de sucesión patrimonial y de roles.
  • Definición de los instrumentos legales para el blindaje de los acuerdos de familia.