Servicios

Auditorías especiales: gestión, forense y legal

La Auditoría Forense es aquella labor de auditoría que se enfoca en la prevención y detección del fraude financiero; por ello, generalmente los resultados del trabajo del auditor forense son puestos a consideración de la justicia, que se encargará de analizar, juzgar y sentenciar los delitos cometidos (corrupción financiera, pública o privada). Requiere un conocimiento experto de la teoría contable, auditoría y métodos de investigación.

El informe de una Auditoría Forense comunica a las autoridades pertinentes los resultados obtenidos. Los requisitos para la presentación del informe son claridad y simplicidad, importancia del contenido, respaldo adecuado, razonabilidad, objetividad entre otros.

La Auditoría de Gestión consiste en el examen y evaluación que se realiza en una entidad, para establecer el grado de Economía, Eficiencia y Eficacia en la planificación, control y uso de sus recursos y comprobar la observancia de las disposiciones pertinentes, con el objetivo de verificar la utilización más racional de los recursos y mejorar las actividades o materias examinadas.

Esta auditoría tiende, entre otros propósitos, a determinar:

  • Si la entidad adquiere, protege y emplea sus recursos de manera económica y eficiente y si se realizan con eficiencia sus actividades o funciones;
  • Si la entidad alcanzó los objetivos y metas previstos de manera eficaz y si son eficaces los procedimientos de operación y de controles internos; y
  • Las causas de ineficiencias o prácticas antieconómicas.

La Auditoría Legal consiste en la revisión de toda la documentación relacionada al área corporativa legal y administrativa desde la fecha en que la sociedad se constituyó hasta el momento en que fue solicitada.

Su propósito es obtener información sobre la cual se pueda soportar una opinión de la situación del estado legal de una empresa y así mantener informados de manera precisa a los socios o accionistas precisando las fortalezas y debilidades de la empresa, bajo la aplicación del derecho corporativo en México.

 

Las áreas en las que se divide la Auditoria Legal son:

  • Corporativo: Constitución, Estatutos Sociales, Administración y Dirección vigente de la Sociedad, Libros Corporativos (Libros de Registros de Accionistas, Libros de Variaciones del Capital, Libros de actas de Asambleas y Libros de Sesiones del Consejo), Títulos accionarios e Inversiones Extranjeras (en su caso)
  • Convenios y Contratos: Coinversiones, Alianzas Estratégicas, Joint Ventures, Contratos de Prestación de Servicios, Contratos de Arrendamiento, etc.
  • Propiedad Industrial y marcaria.
  • Área Laboral: Contratos Individuales de Trabajo y Contratos Colectivos de Trabajo.

La Auditoria Legal puede ser general o específica de una cierta área como contratos.