top of page

ALINEACIÓN DEL GOBIERNO CORPORATIVO CON EL MODELO DE DESARROLLO SUSTENTABLE

Socio de Global Practice México, a cargo de la práctica de Consultoría en Institucionalización de Empresas Familiares, Gobierno Corporativo, Administración de Riesgos, Auditoría Interna, Control Interno y Protección de Datos.


El desarrollo sustentable no solo debe ser importante para las empresas, sino para la sociedad en general, ya que uno de los pilares de las mejores prácticas corporativas es la responsabilidad social y su relación con los terceros interesados.



Recordemos que todo lo relativo a temas Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG) se ha vuelto muy importante de algunos años a la fecha y se ha convertido en parte fundamental del Gobierno Corporativo (GC) para brindar mayor transparencia en la rendición de cuentas, ayudar a la transcendencia y brindar prosperidad a las empresas, ya que las organizaciones que reconocen que su negocio impacta su entorno, crean un sentido de responsabilidad hacia la sociedad.


Las compañías ya no pueden darse el lujo de ignorar el impacto que sus operaciones tienen en lo que se refiere a puntos ASG, por lo tanto, el enfoque de GC ha evolucionado de simplemente preocuparse por «¿Cómo se dirigen y controlan las empresas?» a considerar también cuestiones más amplias de «gobierno corporativo sustentable» por qué no, redituable.


Hoy ya se espera que los Consejos de Administración y la Alta Dirección miren más allá de los estados financieros y los márgenes de ganancia de operar como entes responsables dentro de las comunidades y sociedades donde operan las empresas.


La implementación de estrategias corporativas de sustentabilidad ambiental se está convirtiendo cada vez más en una práctica estándar en algunas empresas que van más allá y toman medidas para reducir el impacto ambiental de sus productos, servicios y cadenas de suministro. En condiciones de mercado propicias, a medida que una empresa se expande, es probable que enfrente nuevos desafíos que afecten la gobernanza de la sustentabilidad dentro de sus operaciones.


¿Cómo llevarlo a cabo? Aquí algunas recomendaciones generales.


Evaluar las prácticas sustentables actuales.

Se deben analizar las prácticas actuales de sustentabilidad empresarial y financiera. Valorar el abastecimiento, los medios de producción, la satisfacción de los miembros del equipo y la rentabilidad para ayudar a garantizar que la corporación funcione de manera sustentable.


Mejorar los informes.

Ser financieramente sustentable puede ser fácilmente alcanzable si una empresa tiene buenas prácticas de elaboración y presentación de reportes financieros y no financieros. Al mejorar estas prácticas, puede ayudar a garantizar que toda la información necesaria sea accesible fácilmente cuando sea necesario. Este ajuste puede mejorar la rendición de cuentas a la vez que proporciona datos precisos sobre sus operaciones.


Planear para el futuro

Planificar es un aspecto crítico para alcanzar y mantener la sustentabilidad. Incluso si una empresa está prosperando en su estado actual, debe asegurarse de ese éxito siga siendo sustentable. Es por ello que, si las formas de hace r negocios no son apegadas a estándares ASG, corresponde a los responsables del GC resolver cualquier brecha u oportunidad de mejora.


Fomentar valores sustentables

Como Consejo, depende de nosotros fomentar valores sustentables, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo. Cuando se lidera una empresa, es nuestra responsabilidad brindar el ejemplo todos los colaboradores, proveedores y terceros interesados sobre cuales y cómo son nuestras prácticas comerciales y financieras sustentables. Teniendo siempre en mente que fomentar valores sustentables crea un efecto dominó: cuando otros también participan en prácticas sustentable, beneficia a la empresa y a la sociedad.


Designar un «Chief Sustainability Officer» (CSO)


El nombramiento de CSO que forme parte del equipo directivo y reporte directamente al «Chief Executive Officer» (CEO) muestra un compromiso con la sustentabilidad y la ética que conlleva un buen GC. Esto significa que hay alguien para liderar actividades sustentables y poder proporcionar retroalimentación al Consejo de Administración y a sus colegas a seguir las mejores prácticas y estar informados.


Ahora bien, esto no solo se debe ver como un tema de cumplimento, sino como un «walk the talk» que además trae consigo un sinfín de beneficios.


Por ejemplo, la humanidad nos hemos vuelto cada vez más consciente de nuestro impacto colectivo en el medio ambiente y hoy por hoy las iniciativas verdes están ganando terreno, estamos más enfocados en preservar los recursos naturales de la tierra para proteger nuestro futuro.


Comúnmente percibimos que las empresas consumen una cantidad considerable de recursos naturales, sin embargo, ser lo más «verde» posible sin comprometer las operaciones es una iniciativa creciente, que otorga a las empresas una imagen social positiva. Hay otros muchos beneficios de reducir el desperdicio, la energía y los costos, a través de una perspectiva «verde», las organizaciones pueden aprovechar nuevas oportunidades para promover soluciones innovadoras y así ahorrar recursos naturales; Al ahorrar energía, las empresas pueden utilizar esos fondos para invertir en otras oportunidades de negocio, por ejemplo, expandiéndose en nuevos mercados o nuevos productos y servicios.


Por último, es importante no olvidar que el GC y sustentabilidad están intrínsecamente vinculados, y ambos ayudan a las organizaciones a mantener un equilibrio saludable, lo cual ayuda a los esfuerzos para desarrollar mecanismos de control, administrar riesgos y, en última instancia, aumentar el valor para los accionistas.


Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page