top of page

¿CUÁNDO IMPLEMENTAR GOBIERNO CORPORATIVO EN UN PROYECTO DE EMPRENDIMIENTO?

Actualizado: 20 sept 2023

Socio a cargo de la práctica de Consultoría en Institucionalización de Empresas Familiares, Gobierno Corporativo, Administración de Riesgos, Auditoría Interna, Control Interno y Protección de Datos en la Firma Global Practice México.


Siempre que hablamos de Gobierno Corporativo (GC) se tiene la idea de que este tema es solo para empresas “grandes” y “longevas”, cuando realmente el GC es para todo tipo de empresas si lo sabemos implementar adecuadamente y estamos totalmente comprometidos con ello.


Una inquietud muy común para los emprendedores es el ¿Cuándo es el tiempo oportuno para hacer esto? La verdad es que entre más rápido, mejor. No por ello quiero decir que inicien con decisiones complejas, como el adquirir un ERP robusto o un CRM integral, tampoco que implementen varios Comités de apoyo a la vez; al contrario, en un principio se debe contar con temas que apuntalen y den propósito a la gestión del negocio, pero que no “maten” la naturaleza creativa y disruptiva del mismo.


Un factor relevante de porqué hay que empezar en breve, es que adoptar prácticas de GC genera confianza en los posibles inversionistas, dando certeza de un crecimiento sostenible a largo plazo, agilidad a la toma de decisiones y el que se tengan y apliquen reglas para evitar la mayoría de conflictos a que está expuesta una organización, sus socios y terceros interesados.


También es sabido que regularmente los emprendedores tienen uno o más socios, lo cual, en un inicio, por temor a dañar la relación o estando en la “etapa de enamoramiento”, no se regulan las formas de actuación, pero hay que recordar que es muy común que las personas y las circunstancias del negocio se modifiquen con el tiempo. Por lo anterior se debe contar con acuerdos formales entre las partes y que se involucren en la definición de los mismos, lo cual a la larga traerá un mayor nivel de armonía empresarial.


Algunos otros puntos a nombrar son las aportaciones, remuneración, entrada o salida de fundadores, mecanismos de resolución de conflictos, control del flujo de efectivo, definir muy bien la titularidad de la propiedad intelectual, dominios y software que tengan en ese momento, ya que regularmente son organizaciones que en sus etapas tempranas se abocan a temas de desarrollo del negocio y no cuentan con un nivel óptimo o madurez en relación a un plan estratégico, un presupuesto, un sistema de riesgos y control interno, análisis financiero, prácticas de recursos humanos, entre otros, lo cual no es asunto menor, ya que de no solventarlo la operatividad del GC pudiera ser poco productiva por la falta de información y desarrollo de dichos temas.


Otro reto relevante a la hora de hacer la transición a este modelo, es que muchas veces el socio o los socios del negocio, son “todólogos” y es complejo eliminar los conflictos de interés que se dan o mantener una adecuada segregación de funciones, ya que algunas veces las misma persona o personas son la Asamblea, Consejo y Dirección General, ya no digamos Operaciones o Comercial.


Además, hay que tomar en cuenta que el modelo de GC en estas sociedades es mucho más dinámico que en una sociedad “estándar”, ya regularmente se suman o desligan inversionistas con más frecuencia, lo cual requiere una reestructura corporativa sencilla o dinámica según sea el caso.


Un error común a la hora definir el GC en este tipo de empresas es tratar de aplicar versiones simplificadas de “Mejores Prácticas” de compañías líderes en su sector a negocios de reciente creación o “startups”, esto simplemente no va a funcionar ya que deben ser trajes a la medida o soluciones muy específicas, no tratemos nunca de someter a metodologías rígidas o académicas a formas de operar que su mayor logro es ser flexibles con una impresionante adaptación al cambio.


Ahora, no todo son retos, también han un sinfín de oportunidades, en lo personal identifico 4 grandes factores clave o beneficios para llevar a cabo un proyecto de este tipo en la organización, el primero es que ayuda a formalizar la operación del negocio a través de políticas y/o procedimientos, el segundo es que apoya a acceder a fondos de capital de cualquier tipo y el tercero es que hay un mayor nivel de transparencia a lo largo y ancho de la compañía, por último, pero no menos importante, es el acompañamiento de Consejeros objetivos e independientes que impacten de manera positiva el rumbo y objetivos del negocio para realmente crear y aportar valor.


GC aporta a la cultura del emprendedor en que se toman decisiones de forma ágil y eficaz, sin descuidar a todos los involucrados y con visión a la trascendencia del negocio, por ello debe sumar a la creación de equipos integrales que tomen decisiones que sean descentralizadas, estén basadas en principios de innovación y sostenibilidad, que identifique y pondere los riesgos a los que está expuesta la empresa, sin perder la visión estratégica de la organización.


Por último, recordemos que el no tener un mapa de ruta o un excelente “timing” en cuanto a GC puede llevar al fracaso un emprendimiento, ya que puede ocasionar no recaudar capital, seguir un modelo de negocios inadecuado o problemas por no utilizar la tecnología más reciente o metodologías ágiles, entre otros.


60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page