top of page

SI TE CALIFICAS, MEJORAS

Actualizado: 5 sept 2023

Con pasos cortos y constantes, cualquier pyme puede mejorar su calificación crediticia y llegar al mercado de valores en el mediano plazo.


Para que las pequeñas y medianas empresas (pymes) comprendan que los pasos para ingresar en la Bolsa Mexicana de Valores no son tan grandes ni complicados, primero deben conocer las ventajas del financiamiento bursátil, los beneficios del Gobierno Corporativo y las funciones de sus aliados en el proceso.


INVERSIÓN SEGURA


Las calificadoras son instituciones que emiten opiniones de calidad crediticia sobre las entidades que participan en el mercado —instituciones financieras y de gobierno, empresas y corporativos, estados y municipios, aseguradoras y fondos de inversión—. Al respecto, Eugenio Garza explica: «La calificación es una opinión sobre el riesgo crédito; es la probabilidad de pago oportuno de una deuda en las condiciones originalmente pactadas, que responde a dos grandes componentes: la amortización del capital y el retorno de intereses que se cobran».


Gracias a las calificaciones, los inversionistas pueden evaluar el riesgo de inversión en las empresas para decidir si están dispuestos a asumirlo. Esto se logra por medio de la certidumbre. Por ejemplo, si una empresa demuestra un riesgo de inversión elevado, su rendimiento, costo o tasa de interés será mayor; pero si el negocio brinda certezas financieras, su deuda será más valorada y su tasa de interés será menor. «Contrario a lo que muchos podrían pensar, la labor de una calificadora no es auditar empresas», continúa Eugenio. Al respecto, Fernando Montes de Oca comenta que los elementos que las califica-doras necesitan para emitir una opinión de calidad crediticia son los siguientes:


  1. Información de la empresa. En general, son los mismos datos que se revisan en un proceso de crédito: b) Datos financieros.: Estos deben ser históricos y lo más detallados posible. c) Cuestiones administrativas. Estructura legal, operativa, de personal, del mercado, del producto o servicio que se vende, etc.

  2. Análisis de datos. La calificadora se reúne con los emisores para realizar un cuestionario puntual (basado en la primera ronda de información) y profundizar en áreas que podrían interesar al inversionista: posición financiera, tecnología, procesos, Gobierno Corporativo, etc.

  3. Proyección de flujos. La califica-dora proyecta los flujos esperados bajo diferentes escenarios de sensibilidad, con el objetivo de identificar debilidades en su capacidad de pago.

  4. Evaluación y opinión. Se recopilan los datos con las respuestas obtenidas en la entrevista, para finalmen-te llevarlos al comité calificador que emitirá la opinión final.

Entre los factores anteriores, el Gobierno Corporativo es un elemento que realmente puede marcar la diferencia en la calificación obtenida. Por ejemplo, si se analiza una entidad que está formalizando su Gobierno Corporativo, se revisa la historia de su aplicación: seguimiento al plan de negocio, toma de decisiones, estrategias implementadas, etc.


Si el análisis es consistente, se puede determinar que la empresa conformará un buen Gobierno Corporativo, y esto le dará buenas certezas a los inversionistas.


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page