top of page

PERPETUANDO EL LEGADO A TRAVÉS DE LAS GENERACIONES

Por: Elsy Cárdenas, Consutora.


En el mundo empresarial existe un tema vital que va más allá de los aspectos económicos y financieros, tratando también los emocionales y personales: la sucesión familiar. Si bien la idea de transmitir una empresa de una generación a otra puede ser emocionante, es un proceso complejo y lleno de problemas potenciales que deben abordarse de manera cuidadosa



Al abordar los aspectos emocionales y relacionales de la sucesión, se puede realizar una transición armoniosa y dar continuidad al negocio familiar. Es una experiencia que puede presentar varios desafíos debido a que se toman decisiones que afectan tanto a la empresa como a las relaciones personales dentro de la familia concluyendo en el conflicto o la oportunidad para fortalecer los lazos familiares y crear un futuro sólido para las generaciones venideras.


La psicología apoya en este proceso de transición de la empresa familiar acompañando en el afrontamiento de desafíos y retos que se presentan al traspasar el legado de una generación a otra facilitando y efectuando una sucesión familiar exitosa y saludable.


Uno de los principales retos que afrontar al ser sucesor de una familia empresaria es el proceso de identidad y rol a cumplir dentro de la empresa, es importante que el sucesor comprenda su propio sentido de la identidad, valores y metas personales antes de incorporarse en la empresa para llevar a cabo la sucesión. Trabajando la introspección personal desde una base psicológica, el sucesor será capaz de conocer sus capacidades y voluntad para asumir el liderazgo y tomar el legado familiar, comprendiendo las responsabilidades y exigencias que conlleva dirigir un negocio exitoso.


Los futuros líderes pueden carecer de las habilidades y experiencia necesaria para asumir responsabilidades clave en la empresa, es por esta razón que es necesario elaborar un plan de sucesión claro, estableciendo procesos claros y transparentes. Se debe tener presente un plan de desarrollo personal y profesional para incorporar a los herederos al negocio, que incluya la mentoría y oportunidades para adquirir experiencia en diferentes áreas de la empresa, es de suma importancia invertir en la formación y el desarrollo de los sucesores proporcionándoles herramientas y conocimientos necesarios para asumir el legado de manera efectiva. Se deben preparar emocional y mentalmente buscando la estabilidad personal, familiar y empresarial, trabajando el desarrollo de habilidades de liderazgo, comunicación efectiva, resolución de conflictos y toma de decisiones.


De no trabajar adecuadamente el proceso de la sucesión, los herederos pueden sentirse abrumados por diversas situaciones, entre ellas:


  • Las altas expectativas por mantener o mejorar el rendimiento y la rentabilidad de la empresa.

  • Ajustarse a la cultura preexistente o introducir cambios sin generar resistencia.

  • Dificultades para tomar decisiones clave y liderar con éxito.

  • Lidiar con empleados que estaban acostumbrados a trabajar de la manera establecida por el fundador.

  • Dificultades para estabilizar la situación financiera de la empresa si esta tiene deudas,

  • Adaptar la estrategia comercial para mantener la relevancia y la competitividad.

  • Si la empresa ha tenido problemas en el pasado, el sucesor tendrá que trabajar en reconstruir


Por otro lado, los fundadores pueden enfrentar dificultades para ceder el control, ya que pueden afrontar una pérdida de identidad y poder sobre el futuro de la empresa debido a su profunda conexión con esta. Pueden experimentar sentimientos de pérdida, ansiedad y preocupación por el futuro al suponer que los nuevos líderes no comprenden ni mantienen los valores y principios en los que se fundó la empresa, que tomen decisiones que difieran de la visión original haciendo probable que cambie su cultura organizacional y que experimenten dificultades financieras y los sucesores no estén preparados. La psicología puede ayudar a las personas a adaptarse de manera saludable y constructiva, promover una cultura de apertura al cambio e innovación, así como facilitar conversaciones cruciales sobre la necesidad de incorporarse alineándose a la filosofía empresarial y familiar.


Hay que tener presente que todo cambio conlleva un esfuerzo y proceso de adaptación, es importante abordar estos conflictos de manera abierta y honesta, estableciendo canales de comunicación efectivos y buscando la mediación en caso de desacuerdos persistentes. La psicología puede ayudar a mejorar el diálogo dentro de la familia, fomentar la empatía y el entendimiento entre las generaciones involucradas, trabajar las expectativas y las altas exigencias a los sucesores, así como el abordaje de posibles conflictos o resentimientos que puedan existir en la familia empresaria. Si se transfiere adecuadamente, los sucesores familiares pueden garantizar la continuidad del negocio a largo plazo, mantener el legado familiar y fortalecer la identidad empresarial.


La sucesión familiar en las empresas no es un proceso sin dificultades, pero abordar estos problemas de manera proactiva y colaborativa puede facilitar el camino para una transición exitosa. La planificación cuidadosa, la comunicación abierta y el desarrollo de habilidades son factores clave para asegurar que la empresa siga prosperando en manos de la próxima generación.


Al abordar los desafíos de manera estratégica y centrarse en los beneficios a largo plazo, las empresas familiares pueden lograr una sucesión exitosa y seguir prosperando en el cambiante mundo empresarial.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page