¿Realmente necesito una nueva estrategia de negocio para sobrevivir?

Por César Arias Hinojosa

Consultor en Institucionalización de Empresas Familiares, Gobierno Corporativo, Administración de Riesgos, Auditoría Interna, Control Interno y Protección de Datos.



En los últimos días me han preguntado mucho acerca de este tema, que sí hay que reconvertir a la compañía o ser disruptivo en los modelos de negocio, la respuesta concreta es sí. Sin embargo, tampoco hay que inventar el agua tibia o el hilo negro como se dice de forma coloquial.

Hoy más que nunca, para hacer una transición lo más ordenada posible en estos tiempos de incertidumbre, debemos apuntalar lo básico: Gente, Procesos y Tecnología.

El primer pilar que debemos analizar es nuestro capital humano, conocer muy de cerca si los colaboradores cuentan con todos los recursos para llevar a cabo sus actividades, transmitirles lo que se espera de ellos y como pueden mantenerse informados, revisar los nuevos esquemas de evaluación y compensación, identificar todos los retos a los que se enfrentan en casa, tener flexibilidad en el recurso humano, proteger su salud y fortalecer el sentido de pertenencia.

En relación a las actividades, tenemos que asegurarnos que los dueños de procesos conocen las nuevas reglas del juego, hay que adaptarse a los cambios en la cadena de suministros, garantizar los bienes y/o servicios en tiempo y forma a los clientes, buscar la manera de minimizar costos, reducir estructuras burocráticas o procesos que agregan poco valor, monitorear los riesgos, replantear y estar abierto a modificar todo tipo de relaciones comerciales o generar alianzas, ser creativos en nuestros enfoques de solución/metodologías y aprovechar nuevos canales de venta.

Tecnología, ¿qué haríamos sin ella?, pero más importante, ¿qué estamos haciendo con ella?

Desde hace un tiempo no podemos darnos el lujo vivir fuera del comercio electrónico, hoy es imposible contemplar escenarios con mecanismos que no involucren nuevas tecnologías o canales digitales, lo cual a su vez nos debe llevar a elevar la barra en la automatización de procesos y estar lo mejor protegidos posibles en temas de ciberseguridad.

No necesariamente hay que ser Steve Jobs, Bill Gates o Carlos Slim para transcender, si cada uno en nuestra empresa nos enfocamos en “las pequeñas cosas”, estoy seguro que saldremos adelante.




0 vistas

© 2020 para Global Practice international. Creado por SoulSay Creative Studio