Innovar un modelo de negocio en situaciones adversas

Por Sergio Caballero Cisneros

Consultor de Global Practice México


Actualmente, nos enfrentamos a una crisis sin precedentes. El COVID-19 es un virus que cambia la vida cotidiana tal y como la conocíamos e impacta fuertemente las operaciones de los negocios, deteniéndolas por completo en muchos casos. Esto se traduce en impactos financieros globales.


En nuestro desconocimiento sobre esta crisis social y financiera, nos aferramos a creencias que caen en el “cuando esto pase” o “cuando todo vuelva a la normalidad”… ¿y si no es así? ¿Quién nos asegura que las cosas seguirán siendo las mismas tras esta pandemia? Por ello, creo que es fundamental comenzar a trazar un plan y ejecutar acciones que permitan sobrevivir a la empresa en estas condiciones.


Muchas empresas han reaccionado de distintas maneras; por ejemplo: reduciendo sus gastos y/o costos de operación; adaptando sus canales de distribución para ventas en línea o entregas a domicilio; ofreciendo productos o servicios alternativos, e incluso poniendo a disposición del cliente otras opciones como beneficios por prepago. Sin embargo, estas son acciones que, como mencionábamos anteriormente, ayudan a las empresas a sobrevivir, pero no aseguran una sostenibilidad a largo plazo.


Las empresas a las que se podría augurar una mayor probabilidad de supervivencia y éxito a largo plazo son aquellas que tienen un modelo de negocio digital como un e-commerce o Marketplace, o aquellas que están aprovechando la crisis para reinventarse e innovar hacia una nueva era POST-CORONAVIRUS.


¿Qué pueden hacer las empresas para innovar su modelo de negocio? Es importante tener clara su visión. Esto les permitirá mantener su esencia y cultura organizacional aunque tomaran decisiones tan drásticas como cambiar de sector. También, deberán reconocer cuáles son sus fortalezas y debilidades actuales, tomando en cuenta la forma en que operan ante la crisis. De esta manera, pueden decidir qué estrategias llevarán a cabo para aprovechar las oportunidades y evitar amenazas por venir. Analizar a fondo qué recursos o actividades serán claves para maximizar sus fortalezas y cómo un canal digital les ayudará a aprovechar las oportunidades.


Si bien nos enfrentamos al mayor reto en la era moderna y todas las industrias se verán afectadas, existen oportunidades para todos. Para nadie es un secreto que las empresas que no estén viendo hacia lo digital perderán una gran porción del mercado y quedarán por detrás de sus competidores que sí lo hagan. Invitamos a los empresarios a implementar mejores prácticas y generar un ejercicio muy consciente de innovación y planeación estratégica, bajo la premisa fundamental de “innovar o morir”.




© 2020 para Global Practice international. Creado por SoulSay Creative Studio